La cirugía bariátrica incluye un tipo de procedimiento realizado en personas que tienen obesidad. La pérdida de peso se logra reduciendo el tamaño del estómago con una banda gástrica o quitando una porción del estómago (gastrectomía de manga o desviación biliopancreática con interruptor duodenal) o resecando y reenrigiendo el intestino delgado a una pequeña bolsa estomacal (cirugía de bypass gástrico).

La base fundamental para la cirugía bariátrica con el propósito de lograr la pérdida de peso es la determinación de que la obesidad grave es una enfermedad asociada con múltiples efectos adversos sobre la salud que pueden revertirse o mejorarse mediante una pérdida de peso exitosa en pacientes que no han podido mantener la pérdida de peso por medios no quirúrgicos. Incluso ayuda en la reducción de la enfermedad cardiovascular (ECV) así como otros beneficios esperados de esta intervención. El beneficio final de la reducción de peso se relaciona con la reducción de las comorbilidades, la calidad de vida y la mortalidad por todas las causas.

Los criterios específicos establecidos por el panel de consenso de los NIH indicaron que la cirugía bariátrica es adecuada para todos los pacientes con IMC (kg/m2) >40 y para los pacientes con IMC 35-40 con afecciones comorbilidades asociadas. Estas normas se han mantenido a lo largo de los largos años, aunque se han reconocido indicaciones específicas para la intervención quirúrgica bariátrica/metabólica para las personas con obesidad menos grave, como las personas con IMC 30-35 con diabetes tipo 2. Las indicaciones para la cirugía bariátrica están evolucionando rápidamente para considerar la presencia o ausencia de condiciones comorbilidades, así como la gravedad de la obesidad, como refleja el IMC.

Los procedimientos quirúrgicos bariátricos específicos son Roux-en-Y gástrico Bypass (RYGB), Gastrectomía de manga, desvío biliopancreático con interruptor duodenal, Implantación de dispositivos (incluye banda gástrica ajustable, bloqueo vagal intermitente, dispositivos endoscópicos gastrointestinales).

La comunidad quirúrgica bariátrica promulgó una serie de cambios para dar lugar a este registro de seguridad mejorado. Se incluye la identificación de la importancia de la experiencia del cirujano y del centro, el establecimiento de vías, protocolos de atención e iniciativas de calidad e incorporación de todos estos aspectos de la atención en un programa de acreditación de centros. La transición a la metodología laparoscópica se produjo durante el mismo período de tiempo y también contribuyó a mejorar la seguridad.

Se ha estudiado y reportado la pérdida de peso después de la cirugía bariátrica a corto y largo plazo después de todos los procedimientos quirúrgicos realizados, ya que la pérdida de peso es el objetivo principal de la cirugía bariátrica. La pérdida de peso media se reporta uniformemente. Sin embargo, es crucial identificar la alta variabilidad de la pérdida de peso siguiendo procedimientos operativos aparentemente estandarizados como RYGB o Bandas gástricas ajustables laparoscópicas (LAGB).

El beneficio final de la reducción de peso, ya sea médica o quirúrgica, se relaciona con la reducción de las comorbilidades, la calidad de vida y la mortalidad por todas las causas. A pesar de la importancia de evaluar estos riesgos y tomar medidas para implementar una gestión médica eficaz con éxito variable, la cirugía ha demostrado ser más eficaz.



Source by Saket Kumar