Los productos para el cuidado de la piel, el maquillaje, los perfumes y otros cosméticos son una gran parte de nuestra vida. Si alguna vez ha experimentado enrojecimiento, hinchazón, picazón o alguna reacción anormal al maquillaje, productos para el cuidado de la piel o el cabello, perfumes o cualquier forma de cosmético, ha sido víctima de dermatitis de contacto y debe tener cuidado al probar nuevos productos.

A continuación se ofrecen algunos consejos prácticos que pueden reducir las posibilidades de sufrir reacciones cutáneas a los cosméticos:

1) Busque productos que sean hipoalergénicos y no comedogénicos. Seleccione productos con fórmulas simples, por lo tanto, menos ingredientes. Esto le ayudará a reducir el ingrediente ofensivo si experimenta un problema.

2) Realice una prueba cutánea aplicando el producto en la muñeca interna y espere 24 horas para ver si desarrolla una reacción negativa.

3) Si usa un producto que irrita su piel, deje de aplicar cualquier cosmético en el área afectada de inmediato.

4) No comparta maquillaje ni aplicadores de maquillaje. Use aplicadores desechables siempre que estén disponibles. Limpie los aplicadores reutilizables con frecuencia.

5) Deseche los productos obsoletos. Muchos productos requieren conservantes. Con el tiempo, es posible que ya no sean eficaces contra la contaminación bacteriana.

6) Los perfumes y fragancias son con frecuencia una causa de dermatitis alérgica por contacto. Intente ponérselos en la ropa en lugar de en la piel.

7) Siga las instrucciones de uso del producto y las etiquetas de advertencia. Evite el uso excesivo o inadecuado de cualquier producto para el cuidado de la piel.

8) Tome nota de los ingredientes del producto si experimenta una reacción negativa. Este es el primer paso en el proceso de identificar eventualmente el ingrediente que debe evitar en el futuro.

Seguir estos sencillos consejos no puede garantizar el éxito, pero pueden ayudarle a evitar

esa erupción antes de tu próxima Gran Revelación.



Source by Steve Thevenot